Vida cristiana: Después de esclarecer rumores, finalmente encontré maneras de deshacerme de pecados a través de la investigación (I)

Nota del editor: No poder librarse del círculo vicioso del pecado y la confesión es molesto para muchos hermanos y hermanas; todos esperan encontrar el camino para librarse del pecado. Tengo un artículo para recomendar, y espero que sea útil para usted.

mujer rezando a Dios

En las reuniones los pastores a menudo nos dicen que el Señor Jesús fue crucificado y que nos ha redimido de nuestros pecados, así que ya estamos justificados por la fe, y cuando el Señor regrese, nos llevará al reino de los cielos, donde disfrutaremos de la bendición y la promesa de Dios. También grabé esto en mi corazón.

No sabía por qué, pero después de unos años, aunque seguía asistiendo fielmente a los servicios cada semana, cuando llegaba a casa siempre me sentía muy vacía y no tenía ningún deseo de leer la Biblia. A veces no podía resistirme a salir con mis amigas y terminaba siguiendo las tendencias mundanas, comiendo, bebiendo y divirtiéndome, disfrutando de las cosas de la carne. En la Biblia se dice: “¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad hacia Dios?” (James 4:4). Aunque yo sabía que hacer esas cosas no está en consonancia con la voluntad de Dios, yo no podía renunciar a la carne. No solo eso, sino que cuando mi hijo no me escuchaba y me hacía callar, no podía quedarme quieta; me era imposible contenerme. Eso me recordó a este versículo de la Biblia: “Porque si continuamos pecando deliberadamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda sacrificio alguno por los pecados” (Hebreos 10:26). Me preocupaba que cuando el Señor viniera, me vería así y no me permitiría entrar en el reino de los cielos. Esto fue realmente preocupante para mí; frecuentemente oraba al Señor, arrepintiéndome y confesándome, pero luego no podía contenerme. Así que consulté con mi pastor, pero él tampoco tenía ningún tipo de solución. Simplemente me dio este consejo: “Ya estamos justificados por la fe y hemos sido salvos. El Señor ya no nos ve como pecadores, así que aunque sigamos pecando, mientras oremos frecuentemente al Señor, nos confesemos y arrepintamos, Él nos absolverá y en el futuro nos raptará al reino de los cielos. Debemos tener fe en el Señor; no te preocupes”. No creí del todo en lo que dijo el pastor, pero tampoco tenía una mejor respuesta. Sin saber qué más hacer, me limité a ir a las reuniones de oración de la iglesia todos los domingos para poder escapar de las ataduras del pecado. También estuve cinco años en el grupo de formación de la iglesia, con la esperanza de que después de leer la Biblia, pudiera entender mejor la voluntad del Señor, y que esto me ayudaría a desechar el pecado. Pero después de unos años de hacer esto, mi arduo trabajo no había dado sus frutos, y no pude evitar sentirme un poco desanimada.

Como no podía obtener ningún apoyo dentro de la iglesia ni resolver mis problemas personales, quería ir a ver otras iglesias, pero el pastor no quería que yo escuchara sermones en cualquier otro lugar. Dijo que el Relámpago Oriental está dando testimonio de que el Señor ha regresado y está haciendo la obra del juicio, pero eso no es posible, así que me aconsejó que estuviera en guardia. Tan pronto como escuché el término “Relámpago Oriental” pensé en alguna prensa negativa sobre él que había visto en línea unos años atrás; decía que en su iglesia no se mantenían los límites adecuados entre hombres y mujeres. Yo no sabía si eso era cierto o no, y me recordé a mí misma que debía estar en guardia contra el Relámpago Oriental.

No fui a otras iglesias, sino que frecuentemente veía sermones de pastores coreanos en YouTube y leía algunos libros de personajes espirituales, con la esperanza de encontrar un camino para desechar el pecado. Pero varios años después, y luego de escuchar muchas de sus predicaciones, vi que eran virtualmente lo mismo; nunca había nada nuevo; además, eso no había resuelto mi problema de siempre pecar y luego confesarme. Me sentí muy frustrada y algo negativa. Pensé en estos versículos de la Biblia: “Sed santos, porque Yo soy santo” (1 Peter 1:16), y “[...] la santidad, sin la cual nadie verá al Señor” (Hebreos 12:14). Cuando leí esto, tuve que compararme con ellos; durante esos años había estado viviendo en un estado constante de pecar y luego confesarme. Había pasado más de una década, pero yo no solo no estaba pecando menos, sino que en realidad estaba pecando más y más. No podía liberarme de las ataduras del pecado. Me pregunté si de continuar así, ¿tendría la oportunidad de entrar en el reino de los cielos? Cada vez estaba menos segura de lo que el pastor había dicho sobre la justificación por la fe, y que una vez que fuéramos absueltos de nuestros pecados podríamos entrar en el reino de los cielos.

í, ¿tendría la oportunidad de entrar en el reino de los cielos? Cada vez estaba menos segura de lo que el pastor había dicho sobre la justificación por la fe, y que una vez que fuéramos absueltos de nuestros pecados podríamos entrar en el reino de los cielos.

Un día de abril de 2017, la hermana Wang, miembro de la misma iglesia, se enteró de que yo me sentía siempre ansiosa por no poder encontrar un camino para liberarme del pecado, así que me invitó a ir a escuchar un sermón en otra iglesia. Dijo que la predicación allí era realmente práctica y que podría ayudarme a resolver mi problema. Cuando fui, sentí que su interpretación bíblica era realmente esclarecedora y disfruté el sermón. Pero cuando escuché a una hermana decir que el Señor Jesús ya había regresado y que estaba haciendo una etapa de una nueva obra, expresando la verdad, juzgando, castigando y limpiando a la gente de sus pecados, mi corazón se hundió de repente. Aunque no estaba segura de lo que el pastor había dicho: “Ya estamos justificados por la fe y cuando el Señor regrese nos llevará directamente al reino de los cielos”, tampoco creía que el Señor hubiera venido a hacer un paso de Su obra para juzgar y limpiar a la humanidad. También me di cuenta de que ellos estaban con el Relámpago Oriental, así que sentí cierta resistencia en mi corazón. Desde entonces, no escuché nada de lo que dijo esa hermana. Cuando me disponía a irme, ella me dio un libro y me aconsejó que lo leyera cuidadosamente. Por el bien de la cara, lo acepté de mala gana y lo llevé a casa, pero nunca lo abrí.

Por un tiempo, la hermana Wang y otras hermanas de la Iglesia de Dios Todopoderoso vinieron a verme unas cuantas veces, e incluyeron la Biblia en sus conversaciones sobre aspectos de la verdad tales como el plan de gestión de seis mil años de Dios para salvar a la humanidad, y los nombres de Dios. Sus enseñanzas estaban realmente bien fundadas y estuve totalmente de acuerdo, pero mis ideas y la prensa negativa prevalecieron en mi mente, así que todavía no estaba dispuesta a aceptar la obra de Dios Todopoderoso de los últimos días. Sin embargo, y debido a mi relación con la hermana Wang, no los rechacé por completo. Más tarde, cuando ellas venían a mi casa a compartir sus enseñanzas conmigo, a veces mi rostro expresaba irritación, pero a ellas no les importaba en absoluto. Seguían compartiendo con paciencia sus enseñanzas conmigo. Me sentí un poco mal, al ver lo hermosas que eran conmigo a pesar de que yo estaba pasando por las mociones. En cierta ocasión no pude evitar preguntarles: “¿Por qué están compartiendo el evangelio conmigo cuando yo las sigo tratando así?” Una hermana me dijo sinceramente, “Porque Dios está salvando a la humanidad en la mayor medida posible y las ovejas de Dios escuchan Su voz. Podemos ver que estás de acuerdo con nuestras enseñanzas, así que mientras no nos rechaces, tenemos la responsabilidad y el deber de compartir contigo el evangelio del regreso del Señor. Todo esto está inspirado por el amor de Dios”. Me sentí muy culpable cuando la oí decir esto y mi corazón comenzó a ablandarse. Además, cada vez que venían a mi casa tenían un aspecto muy digno y estaban preparadas; empecé a dudar de lo que había leído en línea sobre los límites entre los hombres y las mujeres en su iglesia. Así que oré al Señor: “Oh Señor, no sé si lo que dice el Relámpago Oriental sobre Tu regreso es cierto. Si es así, por favor condúceme y guíame para poder entender Tu voz y seguir Tus pasos. Si no es así, por favor concédeme el discernimiento”. Entonces saqué el libro de las palabras de Dios que esa hermana me había dado y empecé a leerlo. Sentí que esas palabras contenían verdaderamente la autoridad y el poder de Dios, y que ninguna persona común podría haber dicho esas cosas. “¿Podrían ser realmente palabras pronunciadas por el Señor Jesús que regresó?”, pensé. Con estas preguntas en mente, empecé a querer investigar más sobre la Iglesia de Dios Todopoderoso.

Cuando fui a la Iglesia de Dios Todopoderoso, los hermanos y hermanas me recibieron con mucha calidez, y vi que todos y cada uno de ellos eran realmente rectos y equilibrados en sus palabras y acciones. Sus interacciones eran muy apropiadas y los límites entre hombres y mujeres eran muy claros: cuando comían y se reunían, los hombres y las mujeres se sentaban por separado. Después de algunas interacciones con ellos descubrí que todos llevaban vidas muy piadosas y que todo lo que comunicaban tenía que ver con su fe. Más tarde vi todo tipo de videos de cantos y danzas creados por la iglesia; todo lo que ellos comunicaban era totalmente positivo y beneficioso para la gente. Una hermana también compartió una enseñanza sobre mis propias dudas: “La Iglesia de Dios Todopoderoso fue establecida y es pastoreada por el Señor Jesús retornado, Dios Todopoderoso. La administración de la iglesia es lo que Dios decretó, y todos se adhieren a ella. Los decretos administrativos de Dios señalan con claridad: ‘El hombre tiene un carácter corrupto y, además, posee emociones. Por tanto, está absolutamente prohibido que dos miembros del sexo opuesto trabajen juntos en el servicio a Dios. Cualquiera que sea descubierto haciendo eso será expulsado, sin excepción, y nadie está exento’. Dios es santo y Su carácter justo no tolerará ninguna ofensa por parte del hombre. Su odio por el libertinaje es extremo y cualquier creyente que continúe con ese tipo de comportamiento mancillará el nombre de Dios, y las personas que violen Sus decretos administrativos serán expulsadas. Además, cualquiera que no guarde unos límites estrictos con el sexo opuesto no será aceptado por la Iglesia de Dios Todopoderoso. Debemos tener discernimiento con respecto a los rumores y no podemos creer en todo aquello que oímos. Todo debe ser investigado y juzgado de acuerdo con los hechos. Así, no seremos engañados ni dejaremos de ser salvos por el Señor que ha regresado”. Escuché la enseñanza de esta hermana y pensé en lo que yo misma había observado, a la luz de los hechos, las mentiras por Internet, la difamación y los rumores infundados sobre la Iglesia de Dios Todopoderoso, y todo esto quedó desmantelado. Me sentí realmente avergonzada y arrepentida de no haber tenido discernimiento en el pasado, y que más bien había rechazado la salvación de Dios Todopoderoso de los últimos días. Resolví que ahora aprovecharía esta oportunidad y la estudiaría realmente.

decidí visitar la verdad

Continuará...

Scripture quotations taken from LBLA Copyright by The Lockman Foundation.


Leer más sobre esperando a jesucristo:

Comentario! ¿Quiere encontrarse con el Señor y ser arrebatado al reino de los cielos? ¿Está confundido por los problemas que encuentras en la vida de fe? Le invitamos a contactarnos mediante los siguientes métodos, y estaremos disponibles para resolver sus dudas.
Messenger
Whatsapp

Por favor, lee y acepta a continuación nuestra política de privacidad para comenzar a chatear con nosotros.

¿Has leído y aceptas nuestra política de privacidad?