Evangelio del día - Lecturas de hoy, 6 de mayo de 2019

Versículo de la Biblia sobre Evangelio de Hoy

El Señor Jesús dijo: “Pues yo os digo que aquí está uno que es mayor que el templo. Que si vosotros supieseis bien lo que significa: Más quiero la misericordia que el sacrificio, jamás hubierais condenado a los inocentes. Porque el Hijo del hombre es dueño aun del sábado” (Mateo 12:6-8).

Reflexion del evangelio de hoy

Un libro de la verdad dice: “¿A qué se refiere ‘templo’ aquí? Por decirlo de un modo sencillo, ‘templo’ alude a un edificio magnífico, alto, y en la Era de la Ley, era un lugar donde los sacerdotes adoraban a Dios. Cuando el Señor Jesús declaró ‘en este lugar hay uno que es más grande que este templo’, ¿a quién se refería ese ‘uno’? Claramente, se trata del Señor Jesús en la carne, porque sólo Él era mayor que el templo. ¿Qué transmiten esas palabras a las personas? Les indica que salgan del templo; Dios ya lo había abandonado y no obraba más allí, así que las personas deberían buscar las huellas de Dios fuera de él y seguirlas en Su nueva obra. El trasfondo de esta afirmación del Señor Jesús es que bajo la ley, los seres humanos habían llegado a considerar el templo como algo mayor que Dios mismo. Es decir, las personas adoraban el templo en lugar de a Dios, así que el Señor Jesús les advierte que no adoren a los ídolos, sino a Dios porque Él es supremo. Por consiguiente, Él dijo: ‘Yo recibiría misericordia y no sacrificio’. Es evidente que, a los ojos del Señor Jesús, la mayoría de las personas que estaban bajo la ley ya no adoraban a Jehová, sino que llevaban a cabo el proceso del sacrificio, y determinó que esto era adorar a los ídolos”.

Entonces, ¿qué tipo de persona es honrar a Dios?

Esto nos recuerda a Pedro, cuando siguió al Señor Jesús, se concentró en escuchar Sus palabras y actuó de acuerdo con Sus requisitos. E incluso, se apresuró a cortar los oídos de los soldados cuando los soldados arrestaron al Señor Jesús. Aunque lo que Pedro hizo era imprudente y no coincidió con la voluntad del Señor, desde otra perspectiva, en el momento tan peligroso, él pudo tener el valor para proteger al Señor, de esto se puede ver que su amor por el Señor era más elevado que amaba a sí mismo. Esto es lo que la gente común no puede hacer. Las acciones de Pedro recibieron el elogio del Señor, por lo tanto, el Señor Jesús le dio las llaves del reino de los cielos a Pedro y le encomendó la tarea de pastorear la iglesia.

Por lo contrario, el hecho de que los fariseos se resistieron a Dios nos dio una advertencia: si no podemos respetar a Él en nuestro corazón, ni conocerlo, ni obedecerlo y ni adorar a Cristo encarnado cuando creemos en Dios, entonces, no importa cómo creamos en el Señor y lo sigamos o abandonemos todo y gastemos por Él, no podremos recibir Su aprobación. Independientemente de las pruebas y las tribulaciones, debemos imitar a Pedro, creer en la soberanía de Dios y tener verdadera fe en Él. Cuando Su obra y Sus palabras no están en línea con nuestras propias nociones e imaginaciones, podemos dejarnos para buscar y obedecer a Él. Las personas como estas son las que verdaderamente siguen a Dios y lo honran en su corazón.


Recomendación:  

Porque el Hijo del Hombre es el Señor aún en el día de reposo

Comentario! Hoy en día, los desastres ocurren con frecuencia, y las profecías del regreso del Señor se han cumplido básicamente. Pues ¿cómo recibir al Señor antes del gran desastre? No dude en contactarnos para explorar y encontrar caminos con nosotros.
Messenger
Whatsapp

Por favor, lee y acepta a continuación nuestra política de privacidad para comenzar a chatear con nosotros.

¿Has leído y aceptas nuestra política de privacidad?