Evangelio del día - Mateo 7:21

Versículo de la Biblia sobre evangelio de hoy

Mateo 7:21

Reflexion del evangelio de hoy

¿Qué tipo de personas pueden ser llevados al reino de los cielos? El Señor Jesús dijo: “sino el que hace la voluntad de mi Padre celestial” (Mateo 7:21). Algunas personas creen que si nos aferramos al nombre del Señor, trabajar mucho para el Señor y sufrir al cargar la cruz, todo lo que sean hacer la voluntad del Padre celestial, si vigilamos así Su llegada, ¡seremos llevados al reino de los cielos! ¿Este punto de vista cumple con los requisitos del Señor?

En cuanto a vigilar la llegada del Señor, la mayoría de la gente cree que sólo hay que trabajar mucho para Él… Para ir directamente al reino de los cielos cuando el Señor llegue. A ellos les parece bien practicar así y nadie está en desacuerdo. Pero, nosotros, deberíamos buscar la verdad en todas las cosas. Aunque al practicar así sigamos los conceptos de la gente, no estamos siguiendo los deseos de Dios. Deberíamos saber que las palabras de Dios son los principios de nuestras acciones por las que se mide a las personas, cosas y asuntos. Recibiremos Su elogio si practicamos conforme a las palabras de Dios. Pero si vamos en contra y practicamos según nuestros propias fantasías, sin duda, seremos rechazados por Dios. ¿De verdad podemos ir directamente al reino de los cielos por vigilar, esperar y trabajar mucho para el Señor? Vamos a ver lo que el Señor Jesús dijo en Mateo 7:21-23: “No todo aquel que me dice: ¡Oh, Señor, Señor! entrará por eso en el reino de los cielos; sino el que hace la voluntad de mi Padre celestial, ése es el que entrará en el reino de los cielos.Muchos me dirán en aquel día del juicio: ¡Señor, Señor!, ¿pues no hemos nosotros profetizado en tu nombre, y lanzado en tu nombre los demonios, y hecho muchos milagros en tu nombre? Mas entonces yo les contestaré: Jamás os he conocido, apartaos de mí, hacedores de iniquidad”. En las palabras del Señor Jesús podemos ver que sólo dijo: “sino el que hace la voluntad de mi Padre celestial”. No dijo que todos los que sean fieles al nombre del Señor Jesús y trabajen mucho para Él, entrarán en el reino de los cielos. ¿No es así? Si, al igual que en nuestros conceptos, entrarán en el reino de los cielos aquellos que guarden el nombre del Señor y trabajen para él, ¿por qué algunos de los que profetizaban y echaban demonios sobre el nombre del Señor Jesús fueron condenados por el Señor? ¿Por qué? Esto demuestra que trabajar mucho para el Señor no es necesariamente lo mismo que cumplir la voluntad de Dios. Mucha gente trabaja mucho para que el Señor la bendiga, y no por obedecer sinceramente a Dios. El carácter satánico de ellos aún está ahí. Aún tienen ciertos conceptos sobre Dios, le desobedecen, se oponen a Él y le condenan. Algunos incluso hasta aborrecen la verdad, ¡al igual que los fariseos! Por mucho que trabajen para el Señor, ¿cómo pueden cumplir la voluntad de Dios? Por su naturaleza, esa gente se opone a Dios. Entrar en el reino de los cielos sólo por trabajar mucho para el Señor, ¡esto es intolerable para el cielo! ¿No estáis todos de acuerdo? Entonces, ¿qué es exactamente lo que cumplen la voluntad de Dios? Los que cumplen la voluntad de Dios son los que obedecer Su obra, el hombre puede ver practicar la palabra de Dios más elevado que cualquiera, y ver obedecer a Dios más importante que todo. Por lo tanto, puede respetar Sus mandamientos y hacer su parte de acuerdo con los requisitos de Dios, y sinceramente dedicarse a Él. no hay las transacciones ni motivaciones propios, todo lo que hace para prácticar la verdad y obedecer a Dios, y sólo así se cumple la voluntad de Dios. Hemos visto cómo, aunque trabajen mucho para el Señor y hagan grandes sacrificios, muchos de aquellos que creen en el Señor, sólo lo hacen para entrar en reino de los cielos y disfrutar de las bendiciones, no para amar a Dios ni obedecerle. Esa dedicación a Dios no es más que negociar con Él. A pesar de trabajar mucho para Dios, mucha gente nunca ha puesto en práctica la verdad, ni tampoco exalta ni da testimonio de Dios. En cambio, suelen convertirse en ídolos y hacen que los demás les adoren y sigan. Todo lo que hacen es para mantener su posición y sus ingresos. ¿Son esas personas las que ponen las palabras de Dios en práctica y le obedecen? ¿Son las que cumplen la voluntad de Dios? Esa gente sirve a Dios, pero también se opone a Él, son los fariseos hipócritas. Se puede decir que son malhechores. ¿Cómo puede esa gente ser apta para entrar en el reino de los cielos? A partir de esto podemos ver que aquellos que aparentan estar trabajando mucho para el Señor, pero que nunca han puesto la verdad en práctica, no exaltan ni dan testimonio de Dios para amarle y cumplir Su voluntad. Esa gente no cumple la voluntad de Dios. Trabajan mucho para el Señor para recibir Sus bendiciones y entrar en el reino de los cielos, ¡pero no cambian su carácter de vida y aún se oponen a Dios! Al igual que los fariseos sólo están fingiendo ser buenos, y finalmente serán maldecidos por Dios. Dios dice: “Yo decido el destino de cada hombre no en base a su edad, antigüedad, cantidad de sufrimiento ni, mucho menos, según el grado de compasión que provoca, sino en base a si posee la verdad. No hay otra decisión que esta. Vosotros debéis daros cuenta de que todos aquellos quienes no siguen la voluntad de Dios serán castigados. Este es un hecho inmutable. Por lo tanto, todos aquellos quienes son castigados, reciben castigo por la justicia de Dios y como retribución por sus acciones malvadas”. Las palabras de Dios lo aclaran: que acabemos entrando o no en el reino de los cielos, no depende de cuánto trabajemos ni de cuánto hayamos sufrido. Depende de si practicamos la palabra de Dios, de si respetamos Sus mandamientos y de si cumplimos Su voluntad o no. Estos son los principios para entrar en el reino de los cielos.


Tal vez te guste:

Comentario! Hoy en día, los desastres ocurren con frecuencia, y las profecías del regreso del Señor se han cumplido básicamente. Pues ¿cómo recibir al Señor antes del gran desastre? No dude en contactarnos para explorar y encontrar caminos con nosotros.
Messenger
Whatsapp

Por favor, lee y acepta a continuación nuestra política de privacidad para comenzar a chatear con nosotros.

¿Has leído y aceptas nuestra política de privacidad?