Ella encontró la verdadera felicidad después de un matrimonio roto

A pesar de la disuasión de sus padres y amigos, Xinping se casó con su novio con determinación. Después del matrimonio, sus vidas fueron gratificantes. Su esposo la trataba bien, lo cual siempre valoraba y agradecía. Ella creía que era la vida dulce y feliz que anhelaba. Con el fin de tener una familia feliz, se preocupó por el alma y el corazón de su esposo, pensaba en él primero antes de todo y se encargó de los asuntos familiares por su cuenta para no molestarlo.

Más adelante, su esposo encontró un trabajo como ejecutivo en un KTV (un bar karaoke, en español). Al comienzo, regresaba a la casa inmediatamente después del trabajo. Con el tiempo fue regresando más tarde y más tarde y, por lo general, no lo podía contactar por medio del teléfono celular. Sin embargo, ella notaba que su comportamiento era muy extraño, pero no pensaba demasiado en el tema y solo se imaginaba, “Él debe estar muy ocupado con su turno por la noche, así que no hay probabilidades de que me engañe”.

Una vez su esposo se fue a trabajar y no regresó hasta la mañana siguiente. Entonces Xinping le dijo en forma de broma, “¿Por qué regresaste tan tarde? ¿Tienes algún problema?” Inesperadamente él respondió con indiferencia, “Sí, lo tengo. Desde que nuestra hija nació, te has dedicado tanto a ella que ya no me tratas como aquella mujer que se preocupaba por mí”. Aquellas palabras la lastimaron de repente como un golpe en la cabeza. Conteniendo la agonía en su corazón dijo en contra de su voluntad, “Si te gusta, te dejaré el camino libre”.
“No me gusta, pero si termino con ella ahora, seguramente se suicidará. Dame un tiempo y encontraré la oportunidad para terminar la relación”, dijo su esposo.
Aunque asintió con sus labios, Xinping sintió un extremo dolor en su corazón porque al enfrentar la traición sentía una gran tormenta en su interior. Cuando su esposo salía, no podía dormir por las noches y su rostro se llenaba de lágrimas todos los días. Ella estaba demasiada dolorida y deprimida que incluso tenía cabellos blancos a sus veintes.

Una noche, esa mujer llamó al esposo de Xinping e incluso llegó a la casa. En el momento que ella entró a la habitación, comenzó a golpear a Xinping con su teléfono celular, la pateó y la tomó del cabello. Xinping estaba demasiada furiosa que comenzó a pelear con la mujer y le rasguñó el brazo. Al ver esto, su esposo defendió a la mujer, lo cual destrozó profundamente el corazón de Xinping y se derrumbó ante esta situación. Ella no entendía por qué su matrimonio había tomado ese rumbo y no pudo evitar preguntarse, ¿“Nuestra familia se desintegrará? ¿Qué va a pasar con mi hija? ¿Por qué la vida me trata de esta manera?” Se sentía tan adolorida e indefensa en su corazón que se emborrachó con dos botellas de vino en su casa, después llamó a su esposo con la esperanza de que él se preocupara de ella. Sin embargo, tan pronto llegó a la casa y vio que estaba bien se fue inmediatamente y no regresó aquella noche. Su frialdad una vez más perforó su corazón no sanado.

Más adelante y superando cualquier expectativa, sus suegros estaban del lado de aquella mujer; con el fin de juntar a su esposo con ella, su suegra junta con su cuñada indagó por todas partes para hacer que se emparejara, esto era como sal en sus heridas. Pensaba que el cuidado incondicional y el sacrificio por la familia fueron pagados con un trato muy cruel, entonces Xinping sentía de repente que nadie la entendía y la consolaba.

Cuando Xinping estaba en agonía y desesperanza, el evangelio del reino de Dios llegó a su vida. Durante una reunión con los hermanos y las hermanas sacó todo su dolor y frustración, luego ellos la consolaron y la animaron, pidiéndole que no perdiera las esperanzas. Después de que los hermanos y las hermanas leyeron la Palabra de Dios juntos con ella supo que: la humanidad ha sido corrompida por Satanás y debido a esto nuestra sociedad se ha vuelto más y más malvada y la humanidad más y más egoísta; no existe el amor sincero, solo los negocios y los intereses entre las personas e incluso entre amigos y parejas casadas. Lo que ella había experimentado era solo un ejemplo: cuando trató a su esposo incondicionalmente, él la amaba, pero cuando se dedicó completamente a su hija, él la traicionó. Esto la hizo ver claramente que el amor entre las parejas casadas es realmente egoísta y condicional sin comprensión, tolerancia o consideración. Ahora Dios viene a salvar a la humanidad que está sufriendo profundamente por Satanás, liberándonos de su esclavitud, sufrimiento y engaño. Como la palabra de Dios dice: “El Todopoderoso tiene piedad de esta gente que sufre profundamente. Al mismo tiempo, Él está harto de esa gente que no tiene conciencia, porque Él tiene que esperar demasiado tiempo la respuesta de los humanos. Él desea buscar, encontrar tu corazón y tu espíritu. Él quiere darte alimento y agua y despertarte, para que ya no tengas sed, ya no tengas hambre. Cuando estés cansado y comiences a sentir la desolación de este mundo, no te sientas perplejo, no llores. Dios Todopoderoso, el Velador, acogerá tu llegada en cualquier momento. Él está velando a tu lado, esperando a que regreses, Él está esperando ese día cuando recobres tu memoria de repente, que te hagas consciente del hecho de que tú procedes de Dios, y que de alguna manera y en algún lugar, una vez te habías perdido, cayendo inconsciente al borde del camino y luego sin saberlo, haber tenido un padre. Luego tomas conciencia de que el Todopoderoso ha estado allí vigilando, esperando todo el tiempo tu regreso. Él anhela amargamente, esperando una respuesta que nunca llega. Su vigilancia no tiene precio y es por el corazón y el espíritu de los seres humanos. Tal vez esta vigilancia sea indefinida, y quizá esta vigilancia ya esté llegando a su fin. Pero tú debes saber exactamente dónde están tu corazón y tu espíritu en este instante”.

Las palabras de Dios tocaron el corazón de Xinping y la hicieron pensar en ella misma: Ella era la que había perdido como decían las palabras de Dios. Con el fin de tener un matrimonio y una familia feliz, ella puso a su esposo sobre todas las cosas, se preocupaba y pensaba en él atentamente. Pero a cambio, él la traicionó y la engañó sin considerar sus sentimientos. A pesar de su traición aún esperó vehementemente por él para que cambiara en su corazón, pero solo fue engañada y lastimada una y otra vez. Pensando en estas cosas, Xinping no puedo evitar suspirar: Sí, fui creada por Dios y fue Él quien me puso en este mundo; solo Él tiene amor verdadero y puede darme alegría y felicidad en mi vida. En ese momento, su corazón roto fue abrigado por Su amor sincero y luego oró silenciosamente con lágrimas en los ojos, “O Dios, estoy tan agotada y destrozada bajo el sufrimiento de Satanás; mi corazón está tan distante de Tí hoy que escucho Tu llamada maternal, estoy dispuesta a regresar ante Tí y aceptar Tu salvación y Tu guía y no te haré esperar”.

Después, ella leyó otro pasaje sobre la palabra de Dios que decía, “Nacido en una tierra tan sucia, el hombre ha sido gravemente asolado por la sociedad, ha sido influenciado por una ética feudal, y ha sido enseñado en ‘centros de educación superior’. Un pensamiento retrógrado, una moral corrupta, una mala visión de la vida, una filosofía despreciable, una existencia completamente inútil, y un estilo de vida y costumbres depravadas, todas estas cosas han penetrado fuertemente dentro del corazón del hombre, y han socavado y atacado severamente su conciencia. Como resultado, el hombre está cada vez más distante de Dios, y es cada vez más contrario a Él. El carácter del hombre se vuelve cada vez más vicioso día tras día, y no hay una sola persona que voluntariamente renuncie a algo por Dios, ni una sola persona que voluntariamente obedezca a Dios, ni menos aún, una sola persona que busque voluntariamente el semblante de Dios. En vez de ello, bajo el campo de acción de Satanás, el hombre no hace más que buscar el placer, entregándose a la corrupción de la carne en la tierra del lodo”. Después de leer estas palabras, Xinping sentía un apego por ellas. Ella realmente experimentó la maldad y la desolación de este mundo al pensar en su miserable experiencia en el matrimonio: en este mundo comandado por Satanás, no existe el amor verdadero entre las personas. No importa que tan íntimos seamos uno con el otro, cuando el momento clave llega, todos será para nosotros mismos e incluso abandonaremos nuestra conciencia y nuestra humanidad. Así como le pasó a ella, fue su esposo el que traicionó el matrimonio y nadie de su familia habló o la entendió; en su lugar, hicieron de todo para expulsarla de su familia. Por el contrario, los hermanos y las hermanas en la iglesia se preocuparon, la animaron y la ayudaron; nadie la despreció o la excluyó. Desde ese momento, Xinping supo que solo cuando vivimos en la casa de Dios podemos tener el verdadero amor y su corazón brillaba y se consolaba. Pero bajo el sufrimiento de Satanás, ella se sentía tan destrozada y agotada que ya no deseaba competir y luchar por ella misma. No importaba lo que su esposo hiciera en el futuro, ella decidió aceptarlo y obedecer las manipulaciones y los planes de Dios.

Finalmente, el esposo de Xinping nunca regresó y se divorciaron. A pesar de tener un matrimonio fallido, ella era muy afortunada. Porque lo que perdió fue solo un hombre que no la amó mientras que lo que ganó fue el amor de Dios.


Con el tiempo Xingping comenzó a recordar su propia experiencia: Criada en una familia llena de violencia, ella únicamente esperaba encontrar un buen esposo y tener una vida feliz y tranquila cuando creciera. Con ese gran sueño dulce para su futuro tuvo dos novios quienes dejó por diferentes razones; sus partidas le rompieron el corazón y en medio de su gran tristeza conoció a su exesposo. Ella pensaba en un principio que podía tener una vida feliz si lo trataba con un corazón verdadero. Sin embargo, su corazón verdadero fue liquidado con el engaño y la traición. A pesar del profundo dolor que le provocó, ella aún tenía la esperanza de ganar su corazón de nuevo con tolerancia y paciencia, ya que en el fondo de su corazón se sentía influenciada por los dichos que dicen “La vida es valiosa, pero el amor es aún más valioso” y “El verdadero amor nunca se arrepiente”, porque creía que el amor verdadero existía en el mundo y mientras se esforzara, ganaría el amor propio. Sin embargo, ella no era consciente de que esos pensamientos y perspectivas fueron venenos inculcados por Satanás y era imposible diferenciar del bien y del mal. Cuando ella actuaba de acorde a esos pensamientos y perspectivas de Satanás sólo se hacía daño y se embargaba en una tristeza infinita.

Los pensamientos de Xinping se volvieron en aquellos que no creían en Dios. Muchos de ellos se peleaban con otros todo el día debido a los problemas emocionales que finalmente se convirtieron en tragedias de asesinato. Aunque se vengaron en otros, estos fueron encarcelados e incluso algunos pagaron el precio con sus vidas. Pensando en esto, Xinping sintió profundamente que era muy trágico vivir bajo el veneno de Satanás, porque podríamos ser devorados en cualquier momento. Ahora, estaba muy agradecida con Dios por haberla elegido. Por medio de la guía de Su palabra y la hermandad de los hermanos y las hermanas observó finalmente el engaño de Satanás y evitó ser devorada.
Han pasado cuatro años desde que Xinping se divorció de su esposo, hace sus quehaceres todos los días y con frecuencia se reúne con sus hermanos y hermanas para compartir experiencias. Al vivir de esta manera, su corazón se siente enriquecido y feliz y, en su interior está segura y jovial. Xinping se dio cuenta de que la razón por la cual ella siempre fallaba al encontrar la verdadera felicidad en el mundo e incluso fue lastimada gravemente era porque la buscaba en la dirección equivocada. Debido a que todo el mundo está bajo el dominio de Satanás, ¿cómo podemos encontrar la verdadera felicidad? Ahora, cuando ella recurre a Dios y comienza a adorar al Creador, se siente consolada y liberada en su interior y agradece porque al tomar la palabra de Dios como la base de nuestra existencia es de hecho la verdadera felicidad. La palabra de Dios dice, “Él sólo puede entrar en tu corazón si tú se lo abres. Sólo puedes ver lo que Dios tiene y es, y cuál es Su voluntad para ti si ha entrado. En ese momento descubrirás que todo lo que tiene que ver con Dios es tan precioso, que lo que Él tiene y es, es tan digno de valorar. Comparados con ello, las personas que te rodean, los objetos y los acontecimientos de tu vida y hasta tus seres queridos, tu pareja y las cosas que amas, apenas merecen ser mencionados. Son tan pequeños y tan pobres; sentirás que no hay objeto material que pueda ser capaz de volver a atraerte y no pueden hacer que pagues precio alguno por ellos otra vez. En la humildad de Dios verás Su grandeza y Su supremacía; además, en algo que Él haya hecho y que te pareció bastante pequeño, verás Su infinita sabiduría y Su tolerancia, y contemplarás la paciencia, la indulgencia y la comprensión que tiene contigo. Esto producirá en ti amor hacia Él. […] Cuando llegue el día, creo que habrá algunos que digan: ¡El amor de Dios es tan grande y Su esencia tan santa! En Dios no hay astucia ni maldad, ni envidia, ni lucha, sino sólo justicia y autenticidad, y los seres humanos deberían anhelar todo lo que Dios tiene y es. Tendrían que luchar por ello y aspirar a ello” .

(Traducido del original en inglés al español por Maylin Del Cid)

Comentario! Hoy en día, los desastres ocurren con frecuencia, y las profecías del regreso del Señor se han cumplido básicamente. Pues ¿cómo recibir al Señor antes del gran desastre? No dude en contactarnos para explorar y encontrar caminos con nosotros.
Messenger
Whatsapp

Por favor, lee y acepta a continuación nuestra política de privacidad para comenzar a chatear con nosotros.

¿Has leído y aceptas nuestra política de privacidad?